Conoce el valor del oro en las piezas de joyería.

Las joyas de oro no solo son de un valor sentimental  sino que además, si se cuidan bien, tendrán un valor real perdurable en el tiempo. Es un metal precioso que retendrá su valor eternamente, por lo que comprar o regalar una joya de oro puede ser una maravillosa experiencia, cargada de valor y emoción.

El valor del oro

El precio de la joya puede variar según los quilates, el peso, las piedras preciosas que lleve y el trabajo que la pieza requiera.

El oro es un metal de transición blando, brillante, amarillo, pesado, maleable y dúctil. El oro no reacciona con la mayoría de los productos químicos, pero es sensible y soluble al cianuro, al mercurio, al agua regia, al cloro y a la lejía. Este metal se encuentra normalmente en estado puro, en forma de pepitas y depósitos aluviales.

El oro se produce por una fusión nuclear. Durante la historia, este metal ha sido símbolo de poder económico y vanidad. Los alquimistas intentaban producir oro a base de otros metales, aunque actualmente se conoce que esto es imposible de conseguir con metales inferiores, por lo que la cantidad de oro que existe en el mundo es constante.

Es importante saber que el oro se mide en quilates. El oro puro es muy blando, por lo que para joyería se mezcla con otros metales como el zinc, níquel, plata o cobre, parapepita oro endurecerlo. Así, una pieza de 18 quilates lleva 18 partes de oro y 6 de otros metales, ya que el oro puro es de 24 quilates. Las piezas deben estar marcadas indicando la cantidad de pureza del metal. En el ejemplo anterior, en una pieza de joyería de 18 quilates, la marca, conocida como contraste, sería el símbolo 750, que indica que se trata de una aleación en la que de 1000 partes, 750 son de oro puro, y 250 de otro u otros metales.

Las piezas suelen pesarse en gramos, por lo que cuanto más gruesa sea la pieza, contendrá más cantidad de oro y por tanto será más cara,  aunque también al ser más gruesa tendrá más firmeza y menos desgaste.

El oro mas común es el amarillo, pero no el único. Existen otros colores como el oro blanco, el rojo e incluso existen diseños de colores como verde, azul o marrón. Todo dependerá la aleación de metales usados para ligar con el oro puro.

Cuando vayamos a comprar una joya es importante saber la política de devolución, y si extienden certificado de garantía con la calidad de oro.

Ten siempre presente que cuando regales unos pendientes de oro, un colgante, pulsera o cualquier otra joya de este metal, no solo estarás regalando algo por lo que te recordarán toda la vida sino que además estarás regalando un bien revalorizable, que a la larga incrementa su valor, y que puede ser heredado de generación en generación.

Déjanos tu comentario: